» Cordero: la estrategia fallida

Esta nota fue creada el miércoles, 25 enero, 2012 a las 7:55 hrs

>Desde que levantaron la mano, los tres precandidatos presidenciales del PAN han sostenido cinco debates o encuentros, como quiera llamarles, y el próximo martes sostendrán el sexto y último antes de la elección del 5 de febrero.

La numeralia vine a cuento porque ayer Ernesto Cordero denunció que Josefina Vázquez Mota tiene miedo a debatir con él y por eso se ha negado a participar en las reuniones convocadas por medios de comunicación.

Cordero tiene una parte de la verdad; lo que hemos visto no han sido propiamente debates, sino una larga lista de autocomplacencias, justificaciones y uno que otro intento de golpe fallido.

Han sido encuentros para cumplir con el requisito que implica un método presuntamente democrático de la selección del candidato presidencial del PAN.

Por lo demás, Cordero tiene interés, desde luego, en que haya más debates, algo casi imposible dada la cercanía de la elección, bajo la máxima de todos los políticos: “el que va abajo, quiere debate y el que va arriba, no’’.

Y es que Cordero apostó, sin mucha suerte a juzgar por los números, a crecer con base a los debates.

La estrategia no funcionó, al menos en las encuestas que se han difundido hasta ahora y que conceden a Vázquez Mota una ventaja de 50 puntos porcentuales en promedio.

No se ve, en las dos semanas que faltan para la elección, cómo un debate pueda catapultar a Cordero de tal manera que pudiera superar esa diferencia, aunque se repita una y otra vez que “una cosa son los simpatizantes y otra los militantes’’, que serán los que votarán.

Por lo pronto, el próximo martes, cuando se espera que sí haya debate, habrá guerra azul.

>Este miércoles la diputada priísta Beatriz Paredes Rangel solicitará licencia para dejar la curul y concentrarse en la obtención de la candidatura a la jefatura de gobierno del DF.

Se trata de un mero trámite, pues en el papel no hay quién se le oponga; la decisión fue respaldada por Enrique Peña Nieto y esa casi casi es orden divina.

Lo interesante del caso serán los nombres a diputados federales, locales y delegados que acompañarán a la tlaxcalteca en la aventura por recuperar el DF.

Y aquí está el fondo el asunto, pues hasta donde se sabe, Paredes no ha logrado conciliar con los grupos internos del tricolor, sobre todo con el del diputado Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre, cuya presencia en 14 de 16 delegaciones políticas encarece la negociación.

>La secretaria general del PRD, Dolores Padierna, famosa por ser esposa de ya saben quien, presentará hoy, hoy, hoy, su candidatura al Senado de la República.

No hay quien se le pare enfrente, pese a que se manejaba la versión de que Alejandra Barrales, luego de perder la nominación del PRD a la jefatura de gobierno del DF, accedería a una posición en la Cámara Alta.

Si es así, tendría que ser por la vía plurinominal.





           



Comentarios
No hay comentarios en “Cordero: la estrategia fallida”